La Pasantía es lo que uno hace de Ella

Por Phoebe Wraith

Es una locura pensar que ya llevo un mes en Tena y que solo he estado un mes aquí. Mi tiempo con la Fundación Aliados ha sido, en pocas palabras, variado y libre. Ciertamente es lo que tu haces del programa. Realmente no tenía expectativas– excepto, por supuesto, la humedad, pero uno nunca puede prepararse para el tipo de frizz que proviene de estar en un clima que es partes iguales de vapor de agua y oxígeno. He viajado bastante, pero nunca me he alojado en un solo lugar durante tanto tiempo como el que me quedaré en Ecuador (tres meses). No estaba segura de cómo se desarrollaría eso, pero no tardé en sentirme como en casa en Tena. La gente es absolutamente encantadora y muy acogedora. Además, tenemos nuestra pequeña familia de pasantes, que ha sido una de mis partes favoritas de toda la experiencia.

Estoy a cargo de una serie de proyectos relacionados con la investigación de mercado y el diseño, desde la creación de mapas para señalar a los productores con los que nos asociamos, hasta trabajar en el diseño del sitio web y realizar estudios de mercado. Aprecio la variedad y la autonomía que me han dado para completar las tareas, pero es una compensación, porque sé que tengo un sistema de soporte que me ayudará a acceder a los recursos que necesito. Por eso, me corresponde a mí averiguar qué hacer para cumplir los proyectos de los que me responsabilizo. Ha sido un montón de resolver cosas sobre la marcha, pero me gusta pensar que estoy a la altura de las circunstancias.

Hoy, compartiré una de mis experiencias favoritas hasta ahora trabajando con Aliados. Esta semana fuimos a la comunidad de 24 de Mayo, hogar de Ally Guayusa, uno de los proyectos más grandes en los que estamos trabajando como organización. Nuestro trabajo como pasantes era ir y hacer entrevistas, tomar fotos y videos, y tener una idea general de que se trata la organización para crear materiales promocionales para ellos. Fue muy bueno ser parte de esto– nos fuimos en motocicletas a diferentes chakras bajo la lluvia y entrevistamos a los agricultores que trabajaban con Ally Guayusa. Los visitamos para obtener imágenes de ellos recogiendo hojas de guayusa y hablando de lo que significa para ellos que Ally Guayusa comience a exportar a nivel internacional.

Sinceramente, sentí que estaba trabajando para National Geographic o algo así. Y todos los agricultores fueron muy profesionales y divertidos para trabajar. Realmente se dedicaron a vender la sensación auténtica del producto, riendo mientras nos movíamos para encontrar una buena iluminación e incluso posando un poco para la cámara. Más tarde, pudimos obtener comentarios del equipo de Ally Guayusa sobre algunas cosas que ya hemos hecho por ellos: una gran oportunidad de asociarnos directamente con las personas y la comunidad a las que apoyamos principalmente desde lejos. Este es el tipo de cosas que vine a hacer a Ecuador. 


Aliados